Caminos de la seda

Detalle PAO

Prenda formal doméstica de mujer

Satén (duan) de seda, damasco de seda, brocado de seda

c. 1870-1910. China. Dinastía Qing (Manchú).

Colección Museo de la Historia del Traje. Fotógrafo Leandro Allochis.

A partir del siglo II a.C., durante la dinastía Han, se abrieron las primeras rutas comerciales que conectaron la ciudad capital Chang’an (actual Xi’an), con Occidente y en especial con el mundo europeo. La sedaDel lat. saeta ‘cerda1’. 1. f. Líquido viscoso segregado por ciertas glándulas de algunos artrópodos como las orugas y las arañas, que sale del cuerpo por orificios muy pequeños y se solidifica en contacto con el aire formando hilos finísimos y flexibles. , cuya técnica de producción era un secreto celosamente guardado, se convirtió en bien de cambio para las transacciones comerciales en el transcurso de los siglos siguientes.

Por tierra, atravesó reinos e imperios transportada por caravanas de camellos o surcando las aguas del Índico hacia el Mediterráneo, luego de atravesar el istmo de Suez. Cuando en 1453 cayó Constantinopla en poder de los turcos, los europeos comenzaron a buscar rutas alternativas hacia Oriente, lo que llevó por medio de travesías oceánicas al descubrimiento de nuevas tierras. Así fue como la seda también transitó por América, por los caminos conocidos como la “Ruta de la Plata”, ya que ése fue el principal medio de transacción con el Imperio Chino. El tráfico comercial de la seda, las especias y los metales preciosos, ha sido clave para la historia de la humanidad, vinculando civilizaciones muy distantes entre sí, con religiones, ideas, avances en tecnología y medicina que fluyeron en una y otra dirección a través de los continentes, de manera similar a lo que actualmente llamamos “Globalización”.


En su estudio sobre la circulación de productos provenientes de China en la América hispánica, el historiador Mariano Bonialian recupera unas palabras del obispo de Buenos Aires, Fray Martín de Loyola, también conocido como Martín Mallea, quien envía una carta al rey Felipe II a comienzos del siglo XVII en la que se queja de la gran cantidad de textiles que llegaban de contrabando desde Oriente: “Ha entrado tanta ropa de la china en el Perú de contrabando y contra toda razón que no hay provincia por acá de Buenos Aires y Tucumán que no esté
llena de ella, y tan buena y barata que las cosas de España ya no valen nada, lo cual es en grandísimo daño de los derechos reales pertenecientes a su majestad en España y en los puertos donde las flotas se despachan,” (citado en Bonialian, 2014: 105).

Investigación realizada por Cristina Quiroga Pellet y Delia H. Etcheverry, Área de Investigación MHT.

Audioguía “Caminos de la seda”

Audioguía sobre los caminos de la seda en la exhibición “Entramar la Nación’. Trajes típicos de las minorías étnicas de China” exhibición realizada por el Museo de la Historia del Traje en conjunto con la Embajada de la República Popular China y el apoyo del Centro de Estudios de Argentina-China (CEACh). Curada por Ignacio Villagrán.

Voz: Ignacio Villagrán.
Edición: Luciana Sce.